ROGLE
11Abr/15Off

La mujer de mi director se copia mi tesis

A raíz de la entrada de mi web sobre tesis doctorales recibí hace un tiempo un correo de un “correspondiente” anónimo de una universidad desconocida en la que me planteaba el problema que describo a continuación de una manera resumida.

Sea Bartolo el tesitando (mi correspondiente). Sea Carlos el director. Sea Diana la mujer del director (a su vez tesitanda).

Bartolo descubre un tema de tesis apasionante.

Carlos es un catedrático con mando en plaza en la Universidad donde trabaja Bartolo.

El tema elegido por Bartolo no es prioridad de Carlos pero Bartolo quiere hacer la tesis sobre ese tema. Carlos es un hombre  ocupado, no corrige con prontitud ni tampoco aporta mucho en las correcciones. Bartolo sigue avanzando por su cuenta y encontrando otros apoyos por fuera.

Además Carlos le ha incorporado en su grupo de investigación y aparecen nuevos firmantes en algunos papers entre otros Diana, la mujer de Carlos (que también está de profesora en la universidad y todavía no es doctora).

Bartolo descubre que Diana  está leyendo con mucho interés sus “borradores” de capítulo.

Bartolo, que cree que su tesis es definitiva, decide proteger los pdfs para que no se los copie Diana.

Diana se enfada y en una conversación  se amenazan mútuamente de no ponerse en un ningún paper más.

Bartolo está pensando en enviar el paper bueno (el que justifica la tesis) sin incorporar a Carlos entre los autores.

 

23Dic/14Off

Subcontratando las Operaciones

Hace años la empresa A decidió que estratégicamente le compensaba subcontratar toda la actividad logística. Así que las instalaciones de A están ocupadas por la empresa B que se encarga de todo. Juan el director de I+D de la empresa A invitó a Batiste (un amíguete consultor) a que visitara su empresa y mientras paseaban por las instalaciones tuvo lugar la siguiente conversación.

Juan: Desde que firmamos el contrato no he visto ninguna mejora. Todo se hace igual que al principio. No hay ninguna voluntad de mejorar.

Batiste: ¿Qué incentivo tiene B para mejorar?

Juan: Hacer las cosas mejor es nuestra obligación. Así va España, todo el mundo necesita un incentivo para mejorar. Si no hacen mejoras cada vez somos menos competitivos.

Batiste: Completamente cierto. Si ahora vinieran con una mejora que permitiera el ahorro de un 10% de personal. ¿qué dirías?

Juan: Comprobaríamos que no afecta al nivel de servicio requerido, analizaríamos la inversión necesaria y en caso de que sea viable pactaríamos un nuevo precio. Está todo regulado en el contrato.

Batiste: Y ¿cómo está regulado que no hagan ninguna mejora?

Juan: No está regulado en el contrato. Esas cosas no se pueden regular. Si supiera lo que hay que mejorar, lo mejoraría yo y se lo reduciría en el precio.  Ellos tienen la obligación de reducir el precio un 5% al año pero siempre encuentran una excusa para que no se lo podamos aplciar.

Batiste: Pues parece que para cambiar de modo de trabajo tendrás que cambiar el contrato.

Juan: Eso haremos. En cuanto venza el contrato volveremos a sacar a subasta el negocio, y a ver si con suerte encontramos un socio más implicado.

Batiste pensó: ¿el nuevo pliego de condiciones lo harás tú o le pedirás a tu subcontrata que lo hagan ellos?

Batiste dijo: ¿a qué hora habías reservado la comida?… Sólo de pensar en la paellita de alcachofas prometida se me hace la boca agua.

11Nov/14Off

La mejora de procesos. Una paradoja cruel.

Joano es un alumno de la UPV que va a hacer sus prácticas en PKJ SL.

Juan y Batiste trabajan (y co-laboran) en esa empresa PKJ S.L. Y tienen un trabajo que, como todos los trabajos, tiene margen de mejora.

Joano ha analizado los procesos de Juan y Batiste.

Para una de las actividades que realizan coordinadamente ha descubierto que Juan y Batiste emplean entre los dos 6 unidades de tiempo (3 cada uno).

Joano ha analizado concienzudamente el proceso, y ha diseñado una aplicación informática que mejora el proceso dejándolo en 5 unidades de tiempo.
¡¡¡¡Una mejora del 16% y además ahora todo estará informatizado!!!
El único problema es que a Batiste no ve la mejora en que él tenga que trabajar 4 unidades de tiempo (una más que antes) mientras que Juan trabajará dos menos que antes.
 ¡Este Batiste, siempre se está quejando, pensando en su problema particular en lugar de pensar en el bien de la empresa!

9Oct/14Off

Un lugar para el Prezi en presentaciones académicas

En un post anterior comentaba que la herramienta Prezi es una herramienta más enfocada a los sentimientos o las emociones y por ello la desaconsejaba en según qué ámbitos.

Cuando hacemos presentaciones intentamos llegar tanto a la cabeza como al corazón del oyente/vidente. Para llegar a la mente utilizamos datos, tablas, gráficos, listas… Al ” corazón” llegamos a través de dibujos, fotos, animaciones…

La pregunta sería ¿”cuánto de mente y cuánto de corazón” debemos meter en una presentación académica?

Desde mi punto de vista, si quiero que recuerden dos-tres ideas básicas de la presentación,  para animarles a estudiar “del libro” debiera enfocar una presentación dirigida al corazón.

Pero si se trata de que recuerden el contenido de lo que digo “exactamente” debería tener una presentación “para la mente”.

Y hay quien dice que para que la mente recuerde algo, hay que tocar al corazón. Y, más aún, hay quien piensa que una presentación dirigida a la mente nunca conseguirá su objetivo, porque a la mente se llega de muchas maneras, pero ninguna de ellas es escuchar durante dos horas a alguien.

¿Puede ayudar Prezi a combinar ambas aproximaciones?

Por ejemplo un esquema que dé sentido global, apoyado con material que al alumno le pueda interesar repasar en el futuro. Uno de mis últimos intentos es éste. Todavía está lejos de lo que imagino, pero creo que me voy acercando. De entrada los alumnos no se aburren mucho durante casi dos horas y yo tampoco. Algo es algo

1Oct/14Off

Prezi como Herramienta para Presentaciones académicas

Hace ya unos años, en una cervecería, un amigo que vive en Alemania me presentó Prezi. (http://www.prezi.com) Desde entonces lo he utilizado bien y mal(tengo en mi página personal un link a algunos de los prezis que utilizo en mi actividad docente) Pero sobretodo he fracasado y he visto fracasar con él. Así que creo que algo sé.

En primer lugar he de decir una obviedad: No es la herramienta definitiva. Prezi es una herramienta que es lo que es y sirve para lo que sirve. Yo personalmente creo que en un Prezi se transmiten mejor los sentimientos que los contenidos (es una opinión).

Tarde un año en encontrarle utilidad, pero cuando la utilicé por primera vez el público “alucinó”. Una presentación muy sencilla, hecha en media hora…. La presentación duró 5 minutos y había 4 oradores más en la mesa redonda (algunos de nivel).

Y al acabar nadie habló más que de mi presentación. Todavía guardo el sms de mi mujer con un “Impresionante” que me llegó al acabar mi speech.

Como no es Powerpoint epata al que no lo ha visto antes. Pero luego satura igual que los demás. Mi hija me decía el otro día: “Papá, hay que encontrar otra cosa, Prezi ya lo usa todo el mundo”. Ella innovó en su colegio hace 3 años, pero ahora Prezi está “sobreutilizado”.

Sin ánimo de ser exhaustivo, estas son las principales ventajas que le encuentro en el ámbito académico.

A) Está en la nube, es decir, lo tengo disponible cuando y dónde quiero.

B) Es fácil preparar y hacer presentaciones a distancia y colaborativas.

C) Permite incrustar vídeos en la presentación.

D) Permite “dar” la presentación sin “darla”. Es decir puedo dejar que la veas, pero no que la utilices (aunque también puedo dejar que la utilicen)

E) Me permite hacer “zoom” en un tema concreto si el destinatario del mensaje en ese momento lo requiere, pero no hacerlo si no es necesario.

Pero no sirve para cualquier cosa.

Z) Desde mi punto de vista Prezi es muy peligroso en presentaciones académicas. La posibilidad de dar imagen de “desordenado” es muy elevada.

Y) Si utilizas Prezi como un powerpoint, más vale hacer un pptx. Pero si quieres utilizar toda su potencialidad debes ir con cuidado en el momento de diseñarlo.

X) Usar Prezi la primera vez es muy fácil, conseguir una “buena” presentación con prezi es muy difícil. No hay un término medio alcanzable para todos.

W) Es muy fácil conseguir marear a la audiencia (marearla físicamente, con ganas de devolver y todo)

¿cómo aprender a utilizarlo?

Lo mejor es ir directamente a http://www.prezi.com y ponerse a ello. Tienen tutoriales buenos que permiten aprender las cuatro o cinco cosas que hay que saber. Y quizá éste es el imprescindible.

31May/14Off

Reuniones: la gestión del tiempo del otro

Disclaimer: este es un tema que no domino. Y este post pretende únicamente compartir una reflexión basada en la experiencia.

Una reunión es un lugar donde invierten su tiempo muchas personas simultáneamente. Un minuto invertido en una reunión con 30 personas son 30 minutos. Una reunión de media hora con 30 personas son 2 jornadas laborales.

Quizá es importante recordar que una reunión tiene un antes y un después, que son más importantes en la efectividad de la misma que la propia reunión. Si la reunión no sirve para nada, no sirve para nada. Y eso se demuestra en el después pero se prepara en el antes.

Si el que prepara la reunión pierde 60 minutos para que un punto dure 5 minutos en lugar de 15, y la reunión tiene 12 miembros, hemos ahorrado una hora. Matemáticas básicas.

Hay muchos sitios web sobre cómo ser productivo en las reuniones (este post me gusta). Aquí hay un link que también aporta algunas nociones de trabajo sobre cómo gestionar reuniones.

Quiero compartir una cuestión con la que creo que he mejorado mucho en mi inteligencia de las reuniones. He de decir que no he mejorado yo, que me han mejorado mis amigos. (Especialmente Juan Marín y Julio García que son los que saben.)

Un punto en una reunión puede tener 3 objetivos radicalmente distintos entre sí.

o1) Tomar decisiones.

o2) Compartir información desde el que organiza hacia los demás (o al revés)

o3) Toma de Conciencia Colectiva (compartir información todos con todos)

Los describo.

o1) Una reunión puede servir para tomar decisiones.  Cuando un punto de un orden del día (si no hay orden del día no hay posibilidad de que la reunión sea productiva) no se sabe para qué sirve, entonces es seguro que no sirve para nada. Generalmente las decisiones que se toman en una reunión deberían estar definidas y no definirse durante la misma. Salvo que el grupo esté muy alineado o sea muy pequeño.

o2) Una reunión puede servir para compartir información desde (o hacia el que) organiza. En ese caso hay modos más productivos, como por ejemplo enviar un correo electrónico, solicitar una encuesta o tomar un café. Cierto que a veces compensa enunciar los titulares durante la reunión, pero como cada uno tiene un interés diferente, invertir mucho tiempo ahí tiene un efecto dispar.

o3) Una reunión puede servir para compartir información desde los miembros del grupo hacia los miembros del grupo. La “toma de conciencia” común sólo se puede dar en esas situaciones. Y es un aspecto muy importante en la vida de cualquier organización. Como en la reflexión particular, la reflexión colectiva debe tener un comienzo y un fin. Además cualquier reflexión debe tener también un tiempo de reposo, y eso generalmente no se puede dar en una reunión, donde los diferentes polos están inmersos en “la batalla por tener razón”. Finalmente debe conducir a algo. Pues la reflexión sin acción conduce a la melancolía.

Un punto del orden del día que sirva para compartir el problema, definir la decisión a tomar y, simultáneamente, elegir la “mejor” solución es el mayor ladrón de tiempo que se puede encontrar y en el que probablemente se tomen decisiones mejorables, colectivas pero mejorables.

 

9May/14Off

El uso del blog en el proceso enseñanza aprendizaje

En los últimos años vengo utilizando los blogs como un mecanismo para el aprendizaje mío y de mis alumnos. Básicamente consiste en crear un blog conjunto entre todos los alumnos de una asignatura. Por ejemplo en http://logistica2014muialpcs.wordpress.com.

He aprendido mucho con los blogs y de los blogs. Quizá daría para escribir un blog entero. Al menos ha dado para escribir alguna presentación en congreso.

Para mí se ha convertido en un mecanismo indispensable para “añadir valor” a mis alumnos. Por un lado se ven obligados a sintetizar conocimiento y reflexionar. Y aprenden con ello. Por otro comparten y aprenden del esfuerzo de sus compañeros.

Quizá lo mejor/peor del método es la evaluación. En general, el material es interesante y novedoso, con lo que aprendes (y soy profesor porque me gusta aprender). Pero ese interés es un arma de doble filo. Los primeros años tardaba días en corregir el blog de la asignatura porque unas cosas me llevaban a otras… a fin de cuentas es la web.

Así que he  desarrollado dos métodos para evaluar: Uno es cuantitativo. Cuenta las palabras, los posts, las fechas de publicación, las imágenes, los vídeos…  El otro es cualitativo: los títulos, el contenido, la originalidad, la vinculación con la asignatura.

Me falta definir un tercero: Que ellos mismos se evalúen. En ese momento yo simplemente seré un community manager.

26Dic/13Off

Sobre los índices de impacto (Díme como me mides y te diré como trabajo)

Desde hace tiempo defiendo que una cosa es hacer tu trabajo y otra es cómo se mide.

No hace tantos años que oí por primera vez que un investigador hace su trabajo si publica.

Y menos aún son los años que hace que me iluminaron con la frase de que un trabajo es bueno en función de las veces que se cita por otros trabajos. Me costó poco llegar a concluir que un investigador es bueno si publica muchos trabajos que son citados.

Evidentemente todos somos buenos, y merecemos cobrar por ello. Y si el medible no nos valora adecuadamente, es el momento de hacer lo que sea para que el medible me mida adecuadamente según mi propia percepción de mí mismo.

Evidentemente  no todos tenemos la misma escala de valores, ni ésta es estática a lo largo del tiempo. Así que un sistema autosostenido como ése, donde el que más publica es el que mide lo que se publica, y decide qué se publica, más pronto que tarde tenía que conducir a una burbuja inflacionista.

Una de las múltiples maneras que hay que para “puentear” el sistema viene descrito en este artículo “China’s publication bazaar” (via jamarin.blogs.upv.es).

Lo interesante del artículo, para mí, no es la demostración de que todo es vendible y comprable.

Ni tampoco que explique un modo más de adulterar los medibles.

Lo interesante es que me conduce a la Declaración de San Francisco sobre la evaluación de la investigación (San Francisco Declaration on Research Assessment DORA).

No sé quien está detrás de todo esto, pero me encanta la frase de:

“2. Be explicit about the criteria (…) that the scientific content of a paper is much more important than publication metrics or the identity of the journal in which it was published.”

Espero que nos vayamos dando cuenta de ello.

 

1Sep/13Off

Volviendo al trabajo con alegría

O por lo menos con una sonrisa.

Captura de pantalla 2013-09-01 a la(s) 20.28.37No pude entrar en una exposición sobre Dalí que se me cruzó por el camino en mala hora pero pude fotografiar esta cita, que igual no la dijo Dalí, pero la hubiera firmado (porque firmaba papeles en blanco).

“Cada mañana al despertarme, siento una exquisita alegría. La alegría de ser Salvador Dalí. Y me pregunto, en ataque de éxtasis: ¿qué cosa tan maravillosa creará hoy ese tal Salvador Dalí”

Ni soy Dalí, ni estoy tan transtornado, ni creo algo maravilloso cada día.

Pero vuelvo al trabajo con alegría.

Comienzo este septiembre de 2013 con alegría de tener trabajo. De tener un trabajo que me gusta. Con alegría de ver que hay gente que ha conseguido trabajo en las últimas semanas…. Pero sobre todo con la alegría de creer que, entre todos, seremos capaces de hacer algo maravilloso durante este año.

20Ago/13Off

“El artesano” de Richard Sennett

Ha sido una de las lecturas más interesantes de este verano. Me lo recomendó un colega y me dijo que me iba a encantar. Acertó.

Un sociólogo materialista escribe sobre la artesanía.

Probablemente no es esperable que me lo haya leído dos veces seguidas. Escribe, describe y prescribre la importancia del hacer y coloca al hacer “con las manos” en un lugar relevante en la adquisición y creación de conocimiento.

Desde antes de Aristóteles se ha diferenciado la teoría de la práxis.La teoría es la capacidad de ver más allá e ilumina a la práxis que es posterior, pues es la aplicación de ella.

Si creemos que la función del ingeniero es aplicar la teoría, es esta la que debe dominar en la formación del mismo. Hasta ahí el conocimiento común. La teoría es desde un punto de vista platónico la realidad. La praxis es la aplicación de la teoría.

Pero hay una tercera palabra griega que es interesante aunque desconocida: Poiesis. Si la teoría es la observación y la práctica es la aplicación de la misma, la poiesis hace referencia a la creación.

Y la poiesis no es una derivación de la praxis, ni siquiera de la teoría. Richard Sennett defiende que “hacer es pensar”.

Defiende que se puede pensar con las manos y que se produce un aprendizaje intelectual especial a través de la repetición de una actividad. Especialmente la actividad física.

Defiende que el artesano se distingue porque le hace bien su trabajo por el simple hecho de hacerlo bien. Para el autor, tan artesano es un carpintero como un programador o un padre de familia, siempre que sientan un especial interés en hacer bien una vez y mejor la siguiente el trabajo  encomendado.

Con más concomitancias de las que Sennettl probablemente quisiera con mi admirado Higinio Marín, investiga el concepto de habilidad (que maneja la misma raíz que habitación, hábito, haber…) . Define habilidad como una “práctica adiestrada”. Y se detiene en las habilidades relacionadas con la música, la cocina, la programación, la orfebrería… su adquisición y su mejora.

Me encanta la frase “deberíamos sospechar de las pretensiones de talento innato, no entrenado”. Aparece después de descubrir que Mozart no improvisaba, sino que había desarrollado la habilidad de practicar mentalmente.

Y repite una y otra vez la denominada regla de Isaac Stern “cuanto mejor es la técnica, más tiempo puede uno ensayar sin aburrirse”.

Lo mejor es enemigo de lo bueno. Con esta frase los ingenieros nos decantamos por los parches o las soluciones subóptimas. Pero un artesano debe ser  defensor de la calidad absoluta. Cada imperfección es un fracaso. Para un “profesional” la obsesión por la perfección es el camino seguro al fracaso.

El profesor Lario defendía que un doctorando requería para su formación reposo. Este aspecto del aprendizaje lo denomina “asimilación” la conversión de información y práctica en conocimiento tácito.

Me interesa su diferenciación entre artesano del artista. El último (que puede ser un buen artesano) se intenta diferenciar de los demás en el QUE (en la originalidad). El artesano investiga nuevos COMOs para el mismo QUE. Y en cualquier caso nos aleja de una educación que intenta premiar al “original” más que al que sigue el método”. De hecho debiéramos premiar al que copia.

Indica que el el artesano pertenece a una comunidad, mientras que el artista pretende salirse de ella.

Define tres problemas que tiene la creación de artesanos en nuestra sociedad: como crear una motivación eficiente para trabajar bien, como entrenar habilidades cuando la repetición es un “mal”, como sobrevivir a la enemistad entre “lo bueno” y “lo mejor”.

El libro se mueve por terrenos interesantes como lo que el denomina la “mano inteligente”, el uso y el abuso de las herramientas o incluso el mero concepto de vocación como un relato que ayuda a sostener el crecimiento en unas determinadas habilidades.

Los que creemos que en la formación de ingenieros en España sobra reflexión y falta formación estructurada para la resolución de problemas pequeños tenemos un soporte inmejorable en este libro.